¿El calor no te deja dormir?

¿Qué te pareció este artículo?
¡Ayúdanos a compartirlo!

Share on facebook
Compartir en Facebook
Share on twitter
Compartir en Twitter
Share on linkedin
Compartir en Linkdin
Share on pinterest
Compartir en Pinterest

¿El calor no te deja dormir?

Sin duda uno de los peores enemigos del sueño es el calor. Abrir la ventana puede ser contraproducente por el ruido si vives en la ciudad o por la entrada de mosquitos si vives en un lugar de clima tropical. Dormir destapado también puede impedirle a algunos conciliar el sueño por la falta de sentir algo de peso encima, y el aire acondicionado puede resultar muy caro o no vale la pena adquirirlo cuando se vive en un lugar en el que el calor tan extremo sólo dura una temporada corta del año. ¿El calor no te deja dormir?

Ante esto ¿cómo dormir cuando hace tanto calor?

El sitio español www.dormir.org sugiere algunas prácticas que no requieren inversión y resultan muy efectivas para lograr un buen descanso en épocas de altas temperaturas.

CONSEJOS PARA DORMIR BIEN

1. Cena algo picante

La comida picante estimula la sudoración en el cuerpo. Al sudar expulsamos calor y logramos dormir con una sensación de mayor frescura. Sólo es importante no cenar pesado y hacerlo un par de horas antes de dormir, ya que una digestión lenta puede impedir la conciliación del sueño.

2. Utiliza una bolsa de gel congelada

Los bloques de gel comúnmente de color azul que se congelan para aliviar el dolor de cabeza o para utilizarlos cuando se sufre algún golpe son muy efectivos para dormir cuando hace calor si se colocan bajo la funda de la almohada, ya que están hechos de un material que casi no suda agua por lo que únicamente enfriará la superficie, mas no la mojará. Si tienes una mascarilla ocular del mismo material, también puede funcionar.

3. Mantén tu habitación oscura durante el día

Si a tu cuarto le entra luz directa del sol es posible que se caliente lentamente y que para la noche se sienta un efecto invernadero y la temperatura sea más elevada de lo que está en el exterior. Para ello, es importante bloquear esta luz pero también permitir la entrada de aire. Las persianas enrollables delgadas son una buena solución, pues tienen pequeños agujeros que permiten poca entrada de luz y buena entrada de aire cuando se bajan con la ventana abierta. Así, por la noche la temperatura estará más templada que si se permite la entrada libre de luz solar.

4. Bebe algo helado

Si te gustan las bebidas frappeadas, este clima es el ideal. Cualquier fruta con muy poca agua y mucho hielo en la licuadora es un gran remedio para estabilizar la temperatura del cuerpo cuando hace mucho calor. Prepárate una bebida en la licuadora un par de horas antes de dormir para que las ganas de ir al baño no te despierten. También puedes congelar una botella de agua y tenerla en tu buró para beber durante la noche si te despierta la sed y el calor.

5. Coloca un ventilador en un punto estratégico

Si es posible, abre una ventana y coloca un ventilador de forma que empuje el aire de afuera hacia adentro. Otra opción es colocar un recipiente de agua con mucho hielo frente al ventilador para que se creé un efecto de brisa al volar un poco de esa agua.

Además de estos tips es muy importante que elijas ropa de cama 100% hecha de algodón, ya que los materiales sintéticos extreman las temperaturas, es decir, en el frío hacen que pases más frío y en el calor, más calor. Te invitamos a probar nuestras sábanas de 400 hilos, así como la funda para almohada, ambas hechas totalmente de algodón de la mejor calidad.

¿El calor no te deja dormir? Ya no más.

Déjanos tus comentarios

Scroll to Top